Forerunner 620 y 220, los nuevo relojes para corredores de Garmin

Aunque el mercado de los smartwatches parece haber nacido a lo largo del último año, varias compañías ya tenían varios de estos dispositivos en su catálogo. Una de ellas era Garmin, que acaba de actualizar su gama de relojes para corredores con la llegada de Forerunner 620 y Forerunner 220, una versión más económica y con menos funciones. Por primera vez cuentan con pantalla a color y parte de los 399,99 dolares (620) y 249,99 (220).

Forerunner 620 y 220

La compañía pretende que Forerunner 620 y Forerunner 220 suplan a un entrenador personal; especialmente el primero, de gama más alta, que tiene funciones como recomendaciones de recuperación, predicciones de carrera o una estimación de VO2 máximo. Esta cifra mide el volumen máximo de oxígeno que una persona puede consumir por minuto por kilogramo de masa a su máximo rendimiento y la única forma de obtenerlo es con un examen en un laboratorio. El reloj combina el medidor de pulso e información personalizada mediante un algoritmo para dar una medición aproximada. Por su parte, el plan de recuperación alerta al corredor del tiempo que debería dejar pasar antes de someterse a otra carrera.

De todos modos, también incorporan herramientas más sencillas, como un acelerómetro para medir la distancia recorrida y el ritmo. De este modo, Forerunner 620 y 220 proporcionan tres métricas: cadencia (pasos por minuto), oscilación vertical y el tiempo de contacto con el suelo (los milisegundos que el pie pasa en contacto con el suelo en carrera).

Además, los más competitivos podrán usar el smartwatch de Garmin para presumir en redes sociales y para comparar sus resultados con los de sus contactos, aunque para ello deberán descargar la aplicación para dispositivos móviles y emparejar sus relojes mediante Bluetooth. Quienes prefieran guardar sus marcas para sí mismos también serán alertados cuando mejoren sus mejores tiempos.

Forerunner 620 tiene una pantalla táctil, mientras que Forerunner 220 funciona mediante los botones tradicionales. Ambos resisten el agua (hasta 50 metros de profundidad) y su batería dura unas 10 semanas en modo reloj y hasta 10 horas en el modo entrenamiento. Su precio es de 399,99 dólares (50 dólares más con monitorizador de pulso) y 249,99 (299,99 con el monitorizador).